Noticias

Estrategia de conservación de los bosques, CODECHOCO.

VIVEROS PARA LA CONSERVACIÓN DE LOS BOSQUES: UNA ESTRATEGIA LIDERADA POR CODECHOCÓ

“En la actualidad, la autoridad ambiental cuenta con más de 52.000 plántulas de especies nativas, para la ejecución de proyectos de restauración en el Departamento”.

A través del establecimiento de especies forestales, la Corporación, avanza en el cumplimiento de la meta cuatrienal de Sembrar 3 millones de árboles.

 
CODECHOCÓ, comprometido con la conservación de los bosques y la generación de oportunidades para las comunidades del territorio Chocoano, desde el 2019 avanza en la estrategia de viveros comunitarios con especies nativas, con la cual, mediante actividades de siembra, busca restaurar áreas afectadas por actividades antrópicas en la jurisdicción.


Dicha estrategia va, desde la recolección de las semillas que tienen importancia ecosistémica o algún grado de amenaza, hasta la plantación de las especies en los distintos viveros, bajo los conocimientos ancestrales y metodologías impartidas por los técnicos de la corporación.


“A través de la producción de plantas, avanzaremos en el cumplimiento de las metas de la entidad en materia de siembra de árboles y restauración de áreas degradadas. Para el 2020 la entidad tiene el reto de sembrar 1 millón de árboles en toda la jurisdicción, lo cual se viene realizando de manera paulatina bajo los protocolos establecidos para evitar la propagación del COVID-19. Por otro lado, la meta del cuatrienio es sembrar 3 millones de especies forestales y esperamos en un futuro podamos vincular a la Comunidad en general y actores de la región para la consecución de los objetivos”. Arnold Alexander Rincón López, Director General de Codechocó.


A la fecha, se cuenta con cuatro (4) viveros, en los municipios de; Quibdó, Istmina, Bahía Solano y Riosucio, los cuales acorde a la infraestructura que poseen producen cada uno, un promedio de 20.000 plántulas cada semestre; de las especies de: Guayacán rosado (Tabebuia rosea), Cedro (Cedrela odorata), Abarco (Cariniana Pyriformis), Balso (Ochroma piramidale), Choiba (Dipteryx oleífera), Caoba (Swietenia macrophylla), Guamo (Inga sp), Algarrobo (Hymenaea oblongifolia), Guayacan amarillo (Tabebuia chrysantha), Pichinde (Zygia longifolia), entre otros.

“Oportunidad y Desarrollo Sostenible para las Subregiones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *